Quantum dots u oled, ¿Cuál elegir?

Por | 31/05/2016

Oled es una tecnología con muchas luces, nos ofrece una mejora en todo lo referente a calidad de imagen muy destacable, pero sobre todo muchas sombras. No cabe duda que en teoría lo tiene todo, mejor contraste, negros casi puros, tiempos de respuesta mejores, ángulos de visión total, pero tiene el gran problema del precio que tras años y años no acaba de bajar.

Como los televisores OLED no acaban de despegar estamos viendo como las tecnologías actuales más asentadas desde un punto de vista presupuestario quieren echar el resto. En este sentido destaca por encima de todo los LED. Estos paneles sucesores de los LCD dominan el mercado y son casi la única opción de compra en este momento. Como llevan ya varias décadas entre nosotros han sufrido muchas mejoras y la última es conocida como quantum dots o nanocristales aunque comercialmente la puedes encontrar con otros nombres como el triluminos de Sony.

¿Cómo funciona un televisor OLED?

Un televisor OLED está formado por millones de pequeños diodos emisores de luz creados con materiales orgánicos. Es decir son muy parecidos a los LED que encuentras en las bombillas pero con la característica de que usa materiales con base de carbono y de ahí su nombre.

Los LED son diodos emisores de luz es decir son unos dispositivos que cuando se aplica una carga producen luz y cuando no se aplica dejan de producirla. Debido a esto en teoría un televisor OLED es capaz de producir negros puros sin las estelas y el blanqueado que estamos acostumbrados en los LED.

¿Cómo funciona un televisor con quantum dots?

Un televisor con quantum dots no es más que un televisor LED mejorado. Aunque usemos el término televisor LED la realidad es que no estamos ante una matriz de estos pequeños dispositivos. Un televisor LED no es más que un televisor LCD al cual se le ha cambiado la luz posterior usando LEDs en vez de tubos fluorescentes.

Para entender mejor que significa esto veamos cómo funciona un televisor LCD:

Luz posterior. La luz que llega a tus ojos tiene que pasar por diferentes capas. En principio es creada en la parte más alejada a ti. En un televisor LED como te comente se usan LEDs para crear esta luz y en uno LCD se usan tubos fluorescente. El uso de LEDs, frente a los tubos, permite hacer pantallas más finas por ejemplo entre otras mejoras.

Filtro polarizado. Ahora tenemos la luz formada pero queremos que pase de una manera ordenada preparada para lo que viene después. Para esto es para lo que es un filtro polarizado. En un televisor LCD existen dos de ellos uno antes del cristal líquido y otro después.

Cristal líquido. El cristal líquido es un material que tiene una curiosa característica, cambia de posición según como se le aplique una carga eléctrica. De esta forma la luz que sale de una forma ordenada del primer filtro polarizado puede cambiarse de dirección haciendo que el segundo filtro polarizado deje pasar más o menos intensidad.

La generación de color se obtiene al aplicar a esa luz unos filtros coloreados.

Como ves el sistema no es demasiado complejo pero si tiene muchos puntos en los cuales si no se hace un trabajo correcto puede no dar lugar a una imagen perfecta. El primero es la generación de luz, ¿qué ocurre si no somos capaces de generar una luz blanca? Pues que ese color llega al usuario final no dejando ver la imagen en todo su esplendor.

En un televisor LED convencional la luz posterior es creada por LED pero resulta que estos dispositivos solo emiten el color azul para conseguir el color blanco tenemos que usar fosforo amarillo. El problema es que en la luz blanca siempre queda algo de azul y es por eso por lo cual en muchos televisores LED la imagen parece tener un velo de ese color.

Los quantum dots vienen a solucionar este problema. En vez de filtros de color tenemos un material formado por nanocristales que tiene la característica especial de que si una luz de cualquier color los atraviesa producen la tonalidad que queramos. Es decir actúan como un filtro perfecto, entra luz blanca con un poco de azul y podemos generar sin problemas el rojo el verde o el azul.

¿En qué es superior el quantum dots al oled?

Precio. Un televisor LED con quantum dots es más barato que otro con OLED. Esta es la diferencia fundamental que hace que por ahora sean los ganadores al menos en popularidad.

Color. En ciertas condiciones tiene mejor definición de color que los OLED, su gamut es mayor, pueden mostrar más variedad de tonalidades, y sus colores más precisos.

No tiene el problema de retención. Los OLED pueden sufrir problemas de quemaduras tal y como ocurría con los plasmas.

Al tener una luz posterior pueden dar más luz o lo que es lo mismo son mejores para mostrar contenido HDR y para usarlos en habitaciones donde exista algo de luminosidad exterior. En caso de comprar un OLED lo ideal sería que la habitación estuviera lo más oscura posible. No son tan oscuros como los Plasmas pero no llegan a la luminosidad de los LED.

¿En qué es superior el OLED al quantum dot?

Tiempo de respuesta. El tiempo de respuesta es mucho menor en los OLED. Esto quiere decir que no tendrás problemas para ver imágenes en movimiento ni los efectos raros que a veces ocurren en los LED.

Contrate casi perfecto. Los negros son mejores. Ideales por ejemplo para ver películas donde mucha acción se desarrolle a oscuras.

No tienen algunos artefactos de los LED. Al no tener una luz posterior un objeto luminoso no crea estelas como si ocurre con los OLED.

Ángulos de visión. Los ángulos de visión son casi totales.

Consumo. A igual luminosidad consumen menos que los LED.

En resumen a los OLED les queda todavía mucho camino por recorrer para alcanzar a los LED sobre todo en precio.

Puedes consultar precios de televisores en el enlace

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.