Intel M3, M5 y M7, ¿en qué se diferencian estos procesadores para tablets?

Por | 16/02/2016

El fabricante de procesadores Intel es sin duda el líder mundial si hablamos tanto de PCs de escritorio como de servidores y lleva muchos años en ese cómodo puesto. Pero la llegada de las tablets le hizo replantearse algunas de sus prioridades.

Cuando hablamos de un procesador, es decir del cerebro de un PC, parece lógico pensar que cuanto menos tarde en realizar las tareas mejor. Y eso ha sido así en el mundo de los ordenadores desde hace más de 40 años.

Pero con la llegada de las tablets y de los smartphones eso cambio. Si, queremos procesadores potentes capaces de ejecutar el mayor número de tareas en el mínimo tiempo posible pero necesitamos que consuman cuanto menos mejor.

La necesidad de bajar el consumo no solo tiene que ver con el aumento de la autonomía sino también con la no posibilidad de usar grandes ventiladores u otro tipo de refrigeración o sea no puedes tener un dispositivo pequeño que consuma mucho. En definitiva, para un dispositivo móvil moderno necesitamos procesadores con características distintas a las que tenemos en cualquier PC tienen que ser rápidos pero consumir muy poca energía.

Esto requirió un cambio en las arquitecturas y diseños de los procesadores creados por Intel y dio entre otras razones a la creación de los Intel Core M3, M5 y M7 los cuales son procesadores específicamente pensados para tablets y smartphones.

¿En qué se parecen los Intel Core M3, M5 y M7?

Todos son capaces de hacer funcionar Windows, es decir vienen con un conjunto de instrucciones similar y compatible con la de sus hermanos para portátiles y escritorio i3, i5 e i7.

Entre otras características comunes nos encontramos con lo siguiente:

Consumo. Tienen un mejor control del voltaje que procesadores de generaciones anteriores. Esto, entre otras mejoras, debe de permitir una reducción de la potencia máxima de hasta cuatro veces.

Potencia de procesamiento. Se realizan mejoras internas en los bloques de procesamiento, por ejemplo en las unidades aritméticas y se añade más instrucciones usadas para acelerar aplicaciones criptográficas.

En cuanto a sus especificaciones, todos tienen dos núcleos y la misma tarjeta gráfica además de la misma cantidad de cache. Su TDP es exactamente 3,5 Watios. Si quizás son demasiado parecidos.

¿En qué se diferencian los Intel Core M3, M5 y M7?

Aunque sus nombres pueden llevar a engaño, parecen indicar que estamos ante versiones reducidas de los Core i3, i5 e i7 la realidad es que son muy parecidos. Se diferencian en la frecuencia de funcionamiento en modo turbo del procesador y de la tarjeta gráfica y la frecuencia base.

Tan parecidos son, que su precio es el mismo excepto para el M7. Obviamente detrás de usar estos nombres hay una estrategia de marketing que ya veremos si da buenos frutos.

¿Qué debo de mirar al comprar un dispositivo con Intel Core M3, M5 y M7?

Estos dispositivos están pensados para consumir lo menos posible y como veras en sus especificaciones las diferencias entre su velocidad normal y la que pueden alcanzar en modo turbo es muy grande. Esto quiere decir que lucirán cuando te lo encuentres en un dispositivo bien diseñado desde el punto de vista de la disipación, por ejemplo que tenga el cuerpo de metal.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.