¿Qué es importante en un televisor nuevo?, guía 2015

Por | 24/09/2015
Triluminos

Comprar un televisor puede ser una experiencia agotadora. Muchos modelos, variedad de características distintas, diversidad de webs en las que consultar información, hacen que parezca una misión imposible. Pero, no desfallezcas, si quieres puedes encontrar en esta misma web una guía sobre que tener en cuenta al comprar un televisor que puede ayudarte en esta búsqueda.

Esta guía, la que estas leyendo, trata de servir de complemento a la anterior poniendo énfasis en aquello que durante el año 2015 va a ser importante a la hora de elegir un televisor nuevo:

La calidad de imagen es importe pero no lo único. Debes de tener en cuenta que depende de muchos factores, como de donde la vayas a usar o de cómo este configurada. Por ejemplo, si tienes una habitación con mucha luminosidad puede ser más importante que la pantalla sea capaz de quitar esos reflejos que la calidad que ofrece.

No olvides que muchos de los aspectos relacionados con la calidad de imagen, como el ghosting o el motion blur, son totalmente subjetivos, hay gente a la que le molesta y otros que no son capaces ni de percibirlo. Lo mismo ocurre con los detalles en las imágenes oscuras, existen personas que se dan cuenta de ellos y otras no. Todo esto quiere decir que la única manera que tienes de saber realmente que calidad te da un televisor es observándolo en la tienda o en casa.

Hay un caso claro y poco conocido, que te puede dar a entender que no te tienes que fiar ni del modelo, en los televisores de mayor tamaño se suelen montar paneles IPS y en los más pequeños VA esto hace que los televisores más grandes y más caros tengan una calidad de imagen mejor, pero los paneles VA ofrecen menor input-lag por lo tanto son óptimos para juegos y para visualizar deportes. Ningún fabricante te va a decir las características reales y tecnologías detrás de la tele que vas a comprar así que tú única solución es verlo por ti mismo.

El tamaño importa y lo normal es que la quieras más grande. Aunque es cierto que existe una distancia mínima y máxima de visión la realidad nos dice que queremos televisores cada vez mayores. Como no podía ser de otra manera el paso de los años ha hecho que las pantallas bajen de precio o lo que es lo mismo lo que era una tele gigante en 2010 no lo sea en 2015.

La gama alta no te conviene. Esta es una regla general para cualquier dispositivo electrónico y para casi todo en la vida. La gama alta normalmente tiene un sobreprecio que no se justifica por sus prestaciones.

Como regla general lo ideal si buscas la mejor relación calidad precio es adquirir un equipo del año pasado ya que la calidad no variara mucho pero el precio sí.

4K, ¿sí o no? Si hablamos de nuevas tecnologías que puedes encontrar en televisores del año 2015 la reina es sin duda, los televisores 4k o UHD. En estos, la resolución tanto en horizontal como en vertical se ha doblado teniendo cuatro veces más pixeles que los televisores Full HD. El problema es que existe muy poco contenido que puedas disfrutar que de esa resolución, yo esperaría hasta 2016 o incluso 2017 para adquirir uno de este tipo.

TDT 2, ¿sí o no? Aunque todavía nos estemos adaptando a la TDT HD es cierto que algunos televisores incluyen un decodificador para la TDT 2. Yo ahora mismo no basaría mi compra en que el televisor tuviera o no esta tecnología ya que en España ni se sabe cuándo se va a implantar.

HDR, ¿sí o no? La tecnología HDR puede ser el futuro de los televisores pero en la actualidad no existen modelos de precio razonable que la implementen.

3D, ¿sí o no? Si existe una tecnología que ha perdido fuerza en el mundo de las televisiones esa es el 3D. Existe contenido pero no acaba de enganchar a la gente. Si no lo vas a usar ni te plantees comprarte una televisión con este sistema.

¿De verdad quieres un Smart Tv? Aunque pueda parecer una pregunta tonta, ya que la mayoría de televisores traen este complemento, la realidad es que no debería de ser lo que decidiera tu compra. Existen multitud de dispositivos capaces de dar más prestaciones de las que ofrece un televisor en este sentido y por un precio realmente reducirlo.

¿Merece la pena un televisor curvo? Los televisores curvos parece ser que no tienen más valor que el estético. No, por ahora solo parece que tiene una función estética.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.