¿Cómo es el cine digital?

Por | 13/07/2015

Hace unos años apareció en nuestra vida la televisión y el cine digital. Las ventajas respecto a la analógica, mejoras en la calidad de video y sonido a lo que tienes que añadir la capacidad de que las copias no queden deterioradas con el tiempo.

La diferencia entre una señal analógica y una digital es sencilla. Una señal puede ser por ejemplo una imagen. Si esta en formato analógico esta tendremos el típico negativo de las cámaras de fotos que al principio es casi perfecto pero puede sufrir deterioros con el tiempo. Si la convertimos en formato digital, toda la información es transformada en números los cuales hacen que tengamos niveles entre las diferentes señales. Esto último hace que sea posible conocer de forma sencilla si algo ha cambiado en una imagen e incluso recuperar un error.

Pero no todo en el formato digital es perfección. No es la misma calidad la que tienes en un cine digital que la que tienes en un Blu Ray o incluso en los nuevos Ultra HD Blu Ray.

¿Cómo es el cine digital?

El cine digital se basa en la especificación Digital Cinema System Specification 1.2 creada por DCI, la cual incluye en su interior como debe ser todo lo concerniente al formato tanto de reproducción como de distribución de las películas.

Cuando hablamos de imagen y video digital debemos de tener en cuenta un concepto muy importante, la compresión. Esta se realiza porque no tenemos capacidad de almacenamiento para un video si no quitamos algo de información, es demasiado grande para trabajar con él. Por eso utilizamos la compresión que no es más que quitar cierta información que el cerebro humano tiene problemas para ver.

Se comprime cuadro a cuadro. Cuando ves una película en Blu Ray o en cualquier formato digital en tu casa se utiliza la compresión entre cuadros quitando información que se repite. De esta forma se consigue una mayor compresión pero se pueden perder detalles de los movimientos.

En el cine digital no es así, la compresión se realiza sobre cada cuadro en particular.

Bitrate. Todo este tema de la compresión nos lleva a que tengamos unos flujos de datos que se denominan bitrates. En el cine digital tienes un máximo de 250 Mbit/s y se está trabajando con ampliarlo al doble. Esto quiere decir que una película de dos horas puede tener hasta 112 Gigas o más de 200 con el nuevo formato, nada que ver con los 50 GB de máximo de un Blu Ray.

Resolución. La resolución que sueles ver en el cine es de 4096×1716 pixeles, casi cuatro veces más que la resolución 1920×1080 o Full HD.

Gamut. El gamut es la gama de colores que es capaz de mostrar una pantalla. En este caso la usada en el cine es denominada como DCI-P3. Este gamut es mucho más amplio que el que tienes en la televisión digital por ejemplo. Gracias a esto podrás ver los objetos más parecidos a la realidad o como los quiere el creador del contenido.

Profundidad de color. Cada uno de los colores primarios es codificado usando una ristra de números denominados bits. En este caso se utilizan 12 bits por cada color primario, o lo que es lo mismo, el cine digital almacena información para generar 4096 tonalidades de cada uno de ellos. Si usamos los tres colores primarios tenemos por tanto unos 69.000 millones de posibilidades frente a los 16 millones por ejemplo de la pantalla que estas usando para leer esta información.

Si hablamos solo de la representación del color, el cine es otro mundo respecto a formatos como el Blu Ray, te animo a leer el artículo sobre las diferencias entre Blu Ray y cine digital para que las conozcas todas.

Sonido. En este sentido el cine digital necesita mucha información ya que uno de los efectos que se busca es crear la sensación de inmersión en la película, es decir, que parezca que estas dentro. Por eso el cine digital incluye hasta 16 canales para que te parezca que estas dentro de la acción.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.