Comprar un televisor 4k en 2015, ¿Qué debes saber?

Por | 11/05/2015
Televisor 4K

Mayo de 2015. Si existe una tecnología de moda en el mundo de los televisores esa es 4K. Y su avance está siendo tan fulgurante que ya puedes comprar uno de estos equipos incluso no teniendo casi contenidos para disfrutar de ellos.

En resumen, un televisor 4K o UHD, ya que ambas denominaciones las utilizan los fabricantes como si fueran sinónimas, es aquel que tiene una resolución de 3840×2160 pixeles, es decir tiene el doble de filas y columnas que uno Full HD o lo que es lo mismo, en un televisor 4K te puedes encontrar con cuatro puntos por cada uno de un Full HD.

En principio, tener esa cantidad de puntos significa poder mostrar más detalles o lo que es lo mismo tener más calidad. Pero, esa no es la única cuestión así que, ¿qué hay que tener en cuenta al comprar un televisor 4K en 2015?:

Casi no existe contenido. Y los primeros que aparezcan igual no son de la calidad que imaginas. Es la realidad, la TDT ni de lejos llega a esas resoluciones e incluso en los Blu Ray no tienes tanta resolución.

Las grabaciones de las películas actuales se hacen en este formato. Un punto a su favor y que quizás no conozcas es que los fabricantes ya tienen preparado todo su contenido para poder pasarlo a 4K. ¿A qué esperan?, sigue leyendo y lo sabrás.

Va a aparecer un Blu Ray especial para este formato. Antes de que acabe el año aparecerá un nuevo estándar denominado Ultra HD Blu Ray que entre otras mejoras traerá soporte para esta nueva resolución y por lo tanto necesitaras una tele preparada para mostrarlo.

Dependiendo de la tele tendrás un mejor o peor escalado. Como casi todo el contenido que vas a tener es de menor resolución la tele necesita de un proceso denominado escalado de la imagen. Aunque en este tema se ha avanzado mucho lo lógico es que las teles más caras lo hagan mejor y en las más baratas se note algo.

Se nota más en teles muy grandes. Aquí si se pude decir que el tamaño si importa. Las 4K van a venir en mayores tamaños ya que es aquí donde se nota la diferencia. Puedes consultar sobre cómo afecta la distancia a la visión del televisor en el enlace.

Si quieres una tele pequeña no lo compres. A menos que lo vayas a ver desde muy cerca distinguir contenido Full HD de 4K requiere de televisores grandes.

Su precio baja cada día. Está claro que esta tecnología no es cosa del futuro si no que ha venido para quedarse y prueba de ellos son sus precios. Es más, ya hay alguna empresa que solo ofrece en sus modelos nuevos esta resolución y no Full HD.

Seguramente en pocos años solo existirán teles 4K. Al hilo de lo anterior no te extrañe que en tres o cuatro años todas las teles sean 4K. La transición parece que va a ser incluso más rápida que la que se hizo a Full HD.

Mejora la experiencia 3D. Sobre todo para el 3D pasivo, en el cual pierdes la mitad de resolución. En este caso te quedas con dos imágenes con las mismas filas que en Full HD.

Cuidado con los conectores. Necesitaras un HDMI 2.0 para disfrutarlo completamente si quieres usar fuentes externas. HDMI 1.4 solo llega a 30Hz en resolución 4K.

Aunque sea 4K no significa que puedas ver todo el contenido en streaming de 4K. Depende de los codificadores ya que no todos tienen soporte para HEVC, que se va a usar por ejemplo en la nueva versión de Blu Ray, y no te extrañe que de aquí a que se asiente la tecnología se cree algún estándar de compresión nuevo.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.