Todo lo que necesitas saber sobre la memoria de tu tablet

Por | 01/02/2014

Una tablet no es más que un ordenador portátil con el cual podemos usar nuestros dedos de manera sencilla para comunicarnos con él.

Como cualquier otro dispositivo de estas características necesita de un sistema de memoria que sea capaz tanto de proveer al procesador de las instrucciones y datos como de almacenar todos tus archivos cuando este se encuentra apagado.

Estamos hablando de un sistema compuesto de varios elementos los cuales trabajan en conjunto.

¿Cuáles son los elementos que componen el sistema de memoria de una tablet?

Están organizados en orden según se encuentren más cerca del procesador. Se cumplen siempre dos premisas si estas más cerca es más rápido pero a la vez es más pequeño.

Esta organización es idéntica sin variar según el tipo de procesador o tipo de tablet que estemos hablando:

Registros. Se sitúan en el interior del procesador. Es donde el micro realiza sus operaciones.

Cache del procesador. Al igual que la cache esta situada en el interior del procesador. Se encuentra a su vez divida en varios niveles. Sirve para acelerar los accesos a la memoria RAM.

Memoria RAM. En esta es donde se encuentran los programas y datos con los que estas trabajando en un determinado momento. La memoria RAM suele ser LPDDR2 o LPDDR3, que no son más que versiones de bajo consumo de las que puedes encontrar en un ordenador normal. Se espera que dentro de poco también tengamos los modelos LPDDR4.

Es muy importante su tamaño si eres de los que les gusta tener varias aplicaciones abiertas.

Memoria Virtual. No es un componente físico de tu tablet. La memoria RAM es muy rápida en comparación con la que se usa para almacenar la información de forma permanente pero es mucho más pequeña. Lo que hace el sistema operativo en este caso es usar una parte de esa memoria más lenta pero más rápida para simular tener más RAM. De esta forma puedes usar más programas de manera simultánea.

En iOS no lo podrás tocar pero en Android es posible configurar esta memoria según te convenga.

Almacenamiento Interno. Es el equivalente al disco duro del ordenador. Existen de dos tipos principalmente, flash o eMMC que es lo mismo y discos SSD. La diferencia fundamental entre ambos es que los últimos son más rápidos y caros al llevar incluidos una memoria cache DRAM entre otras mejoras.

Este es el sistema donde estará instalado el sistema operativo y tus aplicaciones. Si tienes un dispositivo iOS como un iPad aquí estarán incluidos todos tus datos.

Los discos SSD son típicos en tablets de alta gama y precio como la Surface Pro 2.

Almacenamiento Externo. Si no has elegido un equipo de Apple podrás añadir de manera sencilla una memoria externa, Lo normal es que sean iguales a las de las cámaras de fotos siendo el formato más usado el SDHC.

Dado para que se utiliza una tablet normalmente no notaremos diferencias de velocidad si nuestros archivos se encuentran en el almacenamiento interno o externo, pero es interesante siempre que las fotos y otro tipo de documentos que ocupan gran espacio como los videos acaben en esta última para así no tener problemas al añadir nuevas aplicaciones.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.