¿Cómo funciona un televisor OLED?

Por | 16/01/2014

La estructura interna de un televisor OLED es radicalmente distinta a la de los denominados LED aunque sus nombres sean muy parecidos. En un televisor OLED te encuentras con pequeños diodos emisores de luz realizados con materiales semiconductores orgánicos que se encargan de crear las diferentes tonalidades de los colores que queremos mostrar. Esto difiere del funcionamiento de los televisores LED en los cuales se utiliza una pantalla iluminada posterior y unos cristales líquidos que dejan pasar más o menos luz.

Los materiales usados en un televisor OLED se denominan electro fluorescentes que es lo mismo que decir que emiten luz al aplicárseles una corriente eléctrica. Al ser una nueva tecnología se han usado muchos tipos de compuestos y todavía se siguen investigando pero todos tienen una base de carbono y de ahí el termino orgánico.

Sony en el año 2012 presento una nueva tecnología denominada Crystal LED la cual consiste en una pantalla llena de pequeños LED pero inorgánicos, el problema es que era muy cara de producir y jamás llego a las tiendas. Esta no tendría ciertos inconvenientes de los OLED como puede ser la degradación.

Los OLED no son más que diodos orgánicos emisores de luz así que veamos que significa esto.

¿Cómo funciona un diodo?

El diodo es el dispositivo construido con materiales semiconductores más sencillo que se puede crear. Un semiconductor es capaz de conducir la electricidad de una manera especial, no es un conductor pero tampoco es un aislante.

El diodo se construye uniendo dos materiales semiconductores con propiedades muy distintas. El elemento resultante solo conduce electricidad si se supera una cantidad de voltaje en cierta dirección. Es por lo tanto un interruptor perfecto que sólo gastara energía cuando esa corriente pase por él.

¿Cómo funciona un LED?

Un LED es un tipo especial de diodo. Cuando se supera el umbral de voltaje creamos una corriente eléctrica que se mueve por el dispositivo. Esta nos es más que una sucesión de electrones.

Lo que ocurre en el LED es que al pasar un electrón de una capa de material a otro pierde la energía que pierde esta particula es emitida en forma de fotón. Esta es una partícula que no tiene masa y cuya frecuencia es proporcional a la energía. Nuestros ojos y cerebros son capaces de distinguir esa frecuencia y es así como distinguimos los colores.

De esta forma se puede controlar el color de la luz que genera un determinado LED según los materiales que usemos para fabricarlos. En realidad en un diodo normal también se emiten fotones pero a frecuencias que somos incapaces de apreciar.

¿Cómo funciona un televisor OLED?

En este caso usamos materiales orgánicos. En estos televisores tenemos un ánodo en un extremo de y un cátodo en el otro de tal manera que podemos aplicar el voltaje entre ellos. Entre este ánodo y este cátodo existen al menos dos capas de semiconductores. En algunos televisores se han usado más de dos capas para mejorar la eficiencia energética.

El funcionamiento por tanto es idéntico a tener millones de pequeños LED orgánicos que generan los distintos colores. Puedes encontrar pantallas AMOLED que se denominan de matriz activa y PMOLED que son pasivas. La diferencia es que las primeras incluyen un transistores para gracias a trabajar con corrientes mas altas mejorar tanto el tiempo de respuesta como la luminosidad de las pantallas.

Implementaciones comerciales

En un televisor necesitas crear colores y no solo tonalidades de blanco con lo cual cada uno de los pixeles estará dividido en varios subpixeles. Como implementaciones comerciales cabe destacar dos tipos:

RGB OLED. Te encuentras con tres subpixeles donde cada uno de ellos crea uno de loscolores primarios rojo, verde o azul.

White oled. Lo implementa LG y tiene cuatro subpixeles. Aunque pueda parecer más complicado es más sencillo de realizar y por lo tanto más barato. Tenemos por cada uno de estos subpixeles tres OLED que generan los colores rojo, verde y azul. Estos se suman y dan por tanto una luz blanca. Finalmente esta luz pasa por filtros coloreados, quedando un subpixel rojo, otro azul y otro verde y el último blanco. Con todo esto se consiguen varias mejoras entre ellas que el azul sufra menos desgaste que con el método tradicional y una mayor luminosidad.

Problemas

Degradación. Por ahora este es uno de sus mayores problemas. Al estar hablando de materiales electroluminiscente pueden perder cierta luminosidad con el tiempo. Esto ocurre sobre todo con el azul ya que es necesario un fotón de mayor frecuencia y por lo tanto con una mayor energía.

Precio. Es una tecnología nueva y es muy complicado crear paneles que no traigan defectos por esto su precio es tan alto. Esto hace que compitan con los LED de altisima gama.

Si les cae agua se estropean. En principio una de sus ventajas es la gran luminosidad que consiguen ya que ni siquiera llevan un vidrio de protección que siempre algo de luz quita a la imagen. Esto acarrea problemas ya que estos materiales son muy sensibles al agua y pueden degradarse.

Ventajas respecto a LED y Plasma

Contraste infinito. Tanto el contraste estático como dinámico son mucho más altos. Hablamos de negros puros o sea de contrastes casi infinitos.

Más delgados. Pueden ser incluso flexibles.

Respuesta más rápida. Ideales para jugar con ellos o ver películas de acción.

Mayor luminosidad. Ni siquiera incluyen los cristales protectores así que a ti llega toda la luminosidad.

Menor consumo. Lo anterior provoca que consuman menos que los LED o que cualquier plasma.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.