Partes de una tablet

Por | 12/01/2014
Partes de una tablet

Las tablets son dispositivos muy populares debido a su bajo precio y a su facilidad de manejo. Esto último los hace ideales para consultar el correo, contactar con amigos vía Facebook o Twitter, o navegar por Internet. Pero, ¿qué se esconde en el interior de uno de estos aparatos?

Una tablet no es más que un pequeño ordenador por lo cual no te extrañes si muchas de sus partes son muy parecidas o casi idénticas. Pero, debido a la gran integración que se requiere en estos aparatos algunos de estos elementos, que en un PC estarían separados, se encuentran integrados dentro del mismo encapsulado físico. En una tablet o en un smartphone no tienes un procesador con su placa base o su memoria RAM si no una agrupación de ellos en lo que se denomina SOC, acrónimo de System On a Chip es decir es todo un sistema dentro de una sola pastilla.

Procesador

Es el cerebro de cualquier equipo informático. Se encarga de ejecutar las instrucciones de tus programas y procesar los datos.

En la actualidad existen muchos tipos de procesadores para tablets los cuales pueden ser divididos en dos arquitecturas distintas ARM o x86. La primera es la que usas junto a los sistemas operativos iOS o Android y la segunda la puedes encontrar corriendo Windows o Linux al igual que haces en un ordenador personal o portátil. Cabe destacar que también existen versiones del sistema operativo Android capaces de correr sobre x86.

Normalmente los fabricantes nos indicaran el número de núcleos, que puedes verlos como pequeños procesadores que hay en su interior y la frecuencia de funcionamiento que son capaces de alcanzar. Cuanto mayor sea esta tendrás mejores prestaciones pero a cambio necesitará más energía para consumir.

Tarjeta gráfica

Esta no se suele tener muy en cuenta a la hora de la compra. Aunque su importancia es cada vez mayor ya que cada vez son más las tablets que se usan para jugar, ver películas o codificar videos. Estará en el mismo chip que el procesador aunque no tiene por que estar integrada junto a él.

Existen distintos tipos como la Qualcomm Adreno, ARM Mali que integra Samsung en sus tabletas, las Power Vr que poseen el iPad Air o la Nvidia Tegra.

Memoria RAM

Las memorias de las tablets también se encuentran junto al procesador. Es memoria SDRAM como la de un ordenador normal pero que funciona con un menor voltaje y a menor frecuencia para así reducir el consumo, por supuesto su tamaño también es menor.

Es muy pero que muy importante en estos dispositivos reducir el consumo de energía cuando no estamos usando la tablet, es decir cuando esta se encuentra en “Stand-by”. Las memorias SDRAM necesitan refrescar su información de manera constante lo cual hace que aunque no la estés usando este consumiendo energía. Las memorias LPDDR están optimizadas en este sentido y es la diferencia fundamental que puedes encontrar con las DDR3L de los portátiles. Además las LPDDR suelen ir soldadas al SOC de manera directa.

Tenemos en la actualidad las LPDDR2, LPDDR3 y se espera la futura adaptación de las LPDDR4.

Disco duro

Necesitamos tener una memoria que almacene los datos aunque el dispositivo no esté funcionando y por lo tanto gastando energía. En este caso puedes encontrar dos tipos:

Flash o eMMC. Flash y eMMC se refieren a lo mismo pero dependiendo del montador de la tableta lo puedes encontrar con uno u otro nombre. Estará formado por varios bloques de memorias NAND que además incluye un controlador en su interior.

SSD. Un disco duro SSD no es más que un conjunto de memorias NAND y un controlador como el que tenias antes al que se le han añadido ciertas mejoras como puede ser una memoria cache DRAM. Esta se encarga de acelerar aún más los accesos a este dispositivo. Lo puedes encontrar por ejemplo en la Surface Pro 2 de Microsoft. Los discos duros SSD son más caros y rápidos que los anteriores.

Pantalla

En la actualidad las pantallas para dispositivos portátiles están basadas en dos tipos de tecnologías:

LCD. Acrónimo de Liquid Cristal Display, en castellano, pantalla de cristal líquido. Este material tiene la virtud de que cambia sus características físicas cuando se le aplica una corriente eléctrica. De esta forma es capaz de modular la cantidad de la luz que llega a tus ojos. Existen muchas versiones de este tipo como las LED o las IPS.

Oled. Los cristales líquidos tienen el inconveniente de que son incapaces de emitir luz con lo cual es necesario que las pantallas anteriores tengan una fuente de luz en su parte posterior. Esto no ocurre en los OLED los cuales son capaces de emitir luz por si mismos. También te puedes encontrar diferentes versiones como los AMOLED. Se espera que esta tecnología, mucho más cara que la anterior, llegue en cualquier momento a las tablet aunque ya lo puedes encontrar en los smartphones.

Más información sobre estas tecnologías de pantalla en diferencias entre LCD, LED, IPS y AMOLED.

Batería

La mayoría de las baterías de tablets están basadas en la utilización de polímeros de litio. Los fabricantes normalmente nos indicaran su capacidad de almacenar energía en mAh o mWh, miliamperios por hora o miliwatios por hora. Como es lógico cuanto mayor sea este número mejor.

Como no puede ser de otra forma en la autonomía del dispositivo, la batería no es el único elemento, también hay que tener en cuenta el consumo que vendrá determinado por sus componentes y por su uso.

Chips de Conectividad

Este tipo de aparatos no sería nada si no pudiera conectarse a otros dispositivos así que en su interior tienen todo lo necesario para soportar estas conexiones. Puedes encontrarte por tanto Wifi, en sus diferentes variantes, Bluetooth o las WLan como por ejemplo el 3G o 4G.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.