¿Cuáles son las diferencias entre LCD, LED, IPS y AMOLED?

Por | 12/12/2013

La pantalla es sin duda uno de los elementos estrellas en cualquier dispositivo móvil ya estemos hablando de un smartphone o una tablet. No sólo es el que tocamos y el que vemos sino que además es el que consume una mayor cantidad de batería. Por esto la tecnología que se encuentra tras estos paneles es tan importante.

Estos paneles, como no podían ser de otra forma, surgen de la experiencia adquirida en la fabricación de monitores y TVs digitales y por eso las técnicas son tan parecidas.

De todas formas no te dejes cegar por los nombres comerciales. Dos pantallas creadas bajo una misma tecnología no tienen por que ser iguales ya que dependen de muchos factores a veces no controlados ni siquiera por el montador último del dispositivo. Siempre antes de comprar cualquier aparato pásate por alguna tienda y pruébalo un rato. Si te dejan sacarlo para dar una vuelta y ver como se comporta bajo la luz del sol mejor que mejor.

Ten siempre en cuenta que no es lo mismo usar una tablet para navegar por Internet que por ejemplo para ver vídeos o para jugar. Para cada uno de estos usos pueden existir diferencias en aspectos como el tiempo de respuesta o los brillos externos que pueden hacer cambiar el tipo de pantalla y tecnología más idónea para ti.

En principio todas las tecnologías que se usan en la actualidad en dispositivos móviles se agrupan en dos grandes grupos, las basadas en cristal líquido o LCD, y las más modernas OLED.

LCD

Estas pantallas tienen una sucesión de paneles donde cada uno tiene una función claramente diferenciada. El más alejado de ti es una fuente de luz blanca que se encarga de la luminosidad. Después te encuentras una capa especial. Se trata de un filtro polarizado que rota la luz 90 grados. Es igual que la quinta capa pero esta última esta rotada 90 grados para impedir que la traspase la luz que vienen del primer filtro. Si sólo existieran estas tres capas verías una pantalla en negro aunque la primera emitiera luz blanca.

Entre esos dos filtros se encuentra una capa compuesta de cristal líquido. Este material cambia sus propiedades según se aplique una carga eléctrica o no. Esto se hace a nivel de cada pixel y donde apliquemos carga conseguimos que la luz consiga traspasar todos las capas o no. Justo después y antes del segundo filtro tenemos una capa pintada que pinta esa luz para darnos el color deseado. Por cada pixel tenemos 3 subpixeles con los colores rojo, verde y azul estos se combinan con diferentes tonalidades para dar toda la gama de colores.

La última capa es la que podemos ya tocar con nuestros dedos y es un cristal normal.

En estas pantallas en principio esa luz que se encuentra en el fondo debería estar siempre encendida para conseguir que las imágenes se muestren de la manera más rápida posible. Como te puedes imaginar para un dispositivo móvil esto es algo inaceptable ya que la batería tiene una capacidad limitada.

Diferentes tecnologías que usan esta técnica:

TFT. TFT es el acrónimo de Thin- Film Transistor. Se utiliza un transistor por cada pixel para mejorar aspectos como el contraste o los tiempos de respuesta. Las siguientes se basan en esta.

LED. LED es el acrónimo de Light-Emitting Diode. Aquí se usa en la primera capa, la que da luz blanca, una matriz de LED o diodos emisores de luz. Entre las ventajas que ofrece sobre una pantalla LCD es que son más finas y consumen menos. En realidad todas las pantallas que encuentras en los dispositivos móviles basadas en LCD son LED.

Es curioso que para definir a toda una familia de pantallas se utilice el termino LED cuando este sólo se encuentra en una de las capas y estemos ante una tecnología basada en LCD, cosas del mercado.

IPS. IPS es el acrónimo de In-Plane Switching. Es una pantalla LED modificada. En este caso se mejora la capa que incluye el cristal líquido. Se incluyen dos transistores por cada subpixel haciendo que los cristales se polaricen de tal forma que se amplia el ángulo de visión uno de los grandes defectos de la tecnología LED. El problema es que si incluyes dos transistores sobre el área de cristal estas dejando pasar menos luz luego tienes que consumir más para dar la misma luminosidad. A cambio consigues mejores ángulos de visión y colores más reales.

Los iPhone 4 por ejemplo incluyen una pantalla IPS suministrada por LG. Puedes consultar precios del iPhone 4 en el enlace o pinchando en la imagen:

iphone4

Super LCD. Es una marca comercial. Su característica principal es que intenta reducir los molestos destellos que pueden producirse en las pantallas reduciendo el aire que existe entre la capa que tu ves y las otras. Esta basado en la tecnología IPS. Aunque lo encuentres en móviles como el HTC One el fabricante que esta detrás de esto es Samsung.

Super PLS. PLS es el acrónimo de Plane Line Switching. Es la versión mejorada por Samsung de IPS. Mejora aspectos como los ángulos de visión, la luminosidad y la calidad de la imagen. Es la que ha tenido que usar Samsung en sus tabletas debido a las limitaciones de la tecnología OLED.

Por ejemplo el Ativ Tab 3 de Samsung incluye esta tecnología, puedes consultar precios en el enlace o pinchando en la fotografía:

ativtab3

OLED

Las pantallas basadas en cristal líquido tienen el problema de que estos son incapaces de producir luz por si solos. Surge por tanto la idea de usar otro tipo de materiales que sean capaces de emitir luz sin tener que usar una luz de retroiluminación.

OLED es el acrónimo de organic light-emitting diode, en este caso lo que se usa son emisores LED, pero en cuyos componentes se incluye el carbono y de ahí la palabra orgánico en su nombre.

Aquí vemos lo chocante de que los fabricantes usaran el termino LED anteriormente para referirse a una tecnología que realmente está basada en cristal líquido.

Prometen, menor consumo, mejores tiempos de respuesta, colores más realistas, en fin las pantallas definitivas.

Esta tecnología tiene un sólo fabricante detrás y es Samsung. Pero como cualquier tecnología nueva que se enfrenta a otra ya establecida se encuentra con gran cantidad de problemas, tantos que como has visto Samsung tiene su propia versión de pantalla LCD para tabletas denominada Super PLS.

Entre las diferentes nomenclaturas usadas por el fabricante puedes encontrar:

Amoled. Amoled es el acrónimo de Active Matrix OLED. Uno de los primeros problemas que encuentra el fabricante es que las pantallas no tienen la luminosidad de sus competidores así que añade un transistor por cada uno de los subpixeles, aún así no llega a dar el nivel de claridad de los IPS.

Además la vida del panel es mucho más limitada que la de otras técnicas. Esto hace que se use una configuración RGBG, es decir el doble de puntos verdes que los rojos y azules, que aumenta el número de pixeles pero se pierde algo de definición. La elección del verde no es aleatoria, las personas tenemos mayor capacidad para distinguir ese color y por ejemplo los algoritmos como JPG se aprovechan de esto para reducir el tamaño de los archivos de imagen con poca perdida real de calidad observable.

Super Amoled. Al igual que ocurre con la tecnología Super LCD se quita el aíre entre la capa más cercana a ti y los distintos elementos evitando así los molestos destellos. Mejor por tanto cuando salimos al exterior o en ambientes cerrados con luces. Es la pantalla de Samsung Galaxy S original.

Si ves el termino Super ya sabes que se refiere a esto y que será una pantalla que tiene a Samsung de una u otra manera detrás.

Super Amoled +. En estas no tiene esa configuración RGBG, sino RGB normal, se mejora por tanto la definición. Es la del Samsung Galaxy S 2. La resolución es 800×480.

Super Amoled HD. Como no incluye el “+” es RGBG. Por ejemplo la tienes en el Samsung Galaxy S III. La resolución es 1280×720 es decir la que puedes encontrar en un televisor HD de ahí su nombre.

Puedes consultar precios del Samsung Galaxy S III en el enlace o en la fotografía:

SamsungGalaxySIII

Super Amoled Full HD. Presente en los Samsung Galaxy S4. Usa una configuración de colores de subpixeles en las cuales predomina también el verde. Al ser los pixeles más pequeños, ya que tenemos más en la misma pantalla, se nota menos la perdida de nitidez. La resolución es 1920×1080.

Puedes consultar precios del Samsung Galaxy S 4 en el enlace o en la fotografía:

SamsungGalaxysIV

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.