TV LED o Plasma, ¿Cuál comprar?

Por | 10/12/2013
SamsungUE40F6400

La palabra Plasma fue hasta no hace mucho sinónimo de TV de gran tamaño. Sin embargo en la actualidad, incluso en este sentido han sido ampliamente desplazadas por la tecnología LED.

No cabe duda de que los grandes fabricantes han decidido optar por esta última dejando el desarrollo de las televisiones de Plasma en un segundo plano.

¿Cómo funciona una TV de Plasma?

En un televisor de plasma te encuentras con dos cristales, uno en la parte más cercana al espectador y otro en la parte más alejada. Este cristal esta divido en pequeñas celdas herméticas. En el interior de cada una de ellas se encuentra una mezcla de gases nobles, en concreto xenón y neón.

El termino pixel se utiliza para definir el punto más pequeño que es capaz de mostrarnos una TV digital. En estos televisores un pixel es una celda.

Estos pequeños pixeles están divididos en tres pequeños compartimentos los cuales se utilizan para generar los colores rojo, verde y azul. Al sumar estos tres colores en un punto tan pequeño nuestro cerebro los une y vemos millones de tonalidades distintas.

En este panel usamos electricidad para generar la imagen. Se utilizan dos electrodos acoplados a los cristales tanto traseros como delanteros que no se pueden ver a simple vista. Están montados sobre el cristal formando líneas paralelas. Las posteriores forman 90 grados con las posteriores. De esta manera podemos aplicar voltaje de forma individual a cada una de las celdas de la TV.

Una vez que se aplica el voltaje, los gases reaccionan ionizándose provocándose choques entre las partículas y emitiéndose luz. Esta es sobre todo ultravioleta y por lo tanto nuestros ojos son incapaces de apreciarla así que lo que se hace es que estimule una sustancia fosforescente que se encuentra en la pared de la celda.

De esta forma es como se crea el color, ya que esta sustancia fosforescente nos dará el rojo, verde o azul según en el subpixel en que nos encontremos. La generación de las distintas tonalidades se hace activando durante más o menos tiempo estas celdas, es decir se apagan o encienden rápidamente según queramos una mayor o menor intensidad.

Más información de cómo funciona un televisor de plasma en el enlace.

¿Cómo funciona una televisión LED?

La generación de una imagen en una TV LED es completamente diferente. Aquí te encuentras con varias capas de diferentes materiales, la más alejada al espectador es un panel que genera una luz blanca brillante.

En medio se encuentra una capa de cristal líquido la cual está dividida en pequeños pixeles, de modo parecido a como ocurría anteriormente. Este cristal es un material que tiene la propiedad de que varía ciertas propiedades físicas cuando se aplica sobre él una corriente eléctrica. De esta forma puedes controlar como la luz que lo traspasa se polariza. Existen dos filtros que se encargan de eliminar la intensidad que no queremos que aparezca en la pantalla.

Añade tres subpixeles por cada pixel y ya tienes la generación de color. Como puedes ver en este caso la iluminación se produce gracias a esa capa final.

Un televisor LCD se distingue de uno LED por ese panel que genera luz. En los LCD son halógenos y en los otros se utilizan diodos LED que son mucho más eficientes energéticamente hablando.

Puedes encontrar más información sobre cómo funciona un televisor LED en el enlace.

¿Ventajas TV de Plasma?

Color. Son más reales. Aunque la tecnología LED ha avanzado mucho en este sentido.

Ángulo de visión. Notas menos la atenuación si no te encuentras sentado a la misma altura de la tele y de frente a ella.

Tiempo de respuesta. Son mejores para imágenes con mucho movimiento, especialmente para deportes.

Contraste. Son capaces de dar escenas oscuras de una manera mucho más real que una TV LED.

¿Ventajas TV LED?

Mayor tiempo de vida. Como su iluminación no depende de un material que se pueda gastar duran mucho más. El elemento fosforescente limita el tiempo de vida de las TV de Plasma.

Menor consumo. Las TV de Plasma son conocidas por su alto consumo y su emisión de calor. Al ser aparatos electrónicos estos altos consumos también limitan el tiempo de vida.

Más luminancia. Ese panel retroiluminado les permite funcionar sin problemas en ambientes donde existe gran luminosidad ambiental. No tienes que bajar todas las persianas para poder ver la televisión.

Respaldo de la industria. Aunque en un principio, sobre todo en TV de gran tamaño, el Plasma no tenia rival todas sus ventajas se han diluido poco a poco. Esto es debido a que todos los grandes fabricantes se han lanzado a mejorar esta tecnología la cual ha dado grandes pasos en esa dirección.

Pesan menos. Los tamaños de los televisores de Plasma son mayores y pueden pesar varias veces lo que un televisor LED normal.

Author: Ángel Luis

Hola, mi nombre es Ángel y estoy aquí para explicarte todo lo relacionado con las nuevas tecnologías.